Juanjo Coello

Software Developer & Perpetual Wannabe
I tweet stuff at @jjcoellov

Por qué Google necesita ganar en el tema social

Google está tratando desesperadamente de dar un paso adelante en el tema “social”. De hecho, el nuevo CEO Larry Page ha condicionado el bono de los empleados de la compañía al éxito de la estrategia social de Google.

Por una parte tiene sentido: Facebook es un negocio enorme, cada vez más importante y que crece a un ritmo vertiginoso, por lo que Google no debería quedarse atrás en el tema social.

Pero por otro lado, también es un poco desconcertante ¿Por qué a Google debería importarle tanto las redes sociales? Está claro que son interesantes, pero ¿por qué debería ser tan vital para una compañía de búsquedas entrar en el tema social? Actualmente no se puede decir que está perdiendo dinero. De todas formas, ¿no es “social” una palabra de moda bastante vaga?

Hay más razones: Facebook está inventando nuevas formas de publicidad y parece que se va a hacer con una gran parte del display advertising, el cuál Google necesita para crecer más allá de su ya bastante maduro negocio de búsquedas; Facebook tiene mucha información valiosa sobre los intereses y preferencias de sus usuarios, y Google quiere obtener una cantidad de información similar. Facebook también compite muy exitosamente contra Google por los mejores cerebros y talentos del sector, y Google necesita ser vista como la compañía más puntera para atraer a los mejores ingenieros. Todo eso es correcto.

Pero nada de eso explica por qué Google está tratando a Facebook como una amenaza mortal que cada vez parece serlo más.

El mayor motivo es obvio aunque nadie suele comentarlo: en internet, el tráfico es dinero y poder, y la compañía que controla el tráfico obtiene el dinero y el poder.

Es por eso que el tema “social” es más que una palabra de moda (si bien es cierto que lo es), y por qué es realmente enormemente importante. Las redes sociales se están llevando un porcentaje cada vez mayor del tráfico en Internet, que al final se traduce en dinero y poder.

En un sentido estricto, la gente siempre buscará cosas en internet, y entre esas cosas siempre habrá cosas que se pueden comprar y a las que las compañías querrán darle publicidad, por lo que siempre habrá muchísimo dinero para la empresa con el motor de búsquedas más importante.

Pero también hay dinero para construir mainframes y vender servicios de consultoría, y sin embargo nadie ve a IBM como la compañía tecnológica más poderosa del mundo, aún cuando lo fue durante muchas décadas y aún sigue siendo una compañía enorme.

Pensémoslo desde la perspectiva del propietario de un sitio web, que bien podría ser un blog o Amazon. Durante la mayor parte de la década pasada, la mayor fuente de tráfico fue, de lejos, los buscadores. Por lo que el tema que más te preocupaba si querías tener éxito en tu web eran las búsquedas, bien mediante SEO o mediante Márketing en las ellas. Toda el entorno de la web giraba alrededor de las búsquedas. Compañías enteras fueron concebidas y construidas alrededor de este hecho.

Sin embargo, en la actualidad empresas grandes y pequeñas están diversificándose y alejándose de su dependencia de Google.

Las redes sociales conforman entre un 30% y un 50% del origen de las visitas a los principales media sites. Las fuentes de tráfico que más crece a sitios comerciales, que es donde está el dinero, son las redes sociales, y si hay algo que la historia de internet nos ha enseñado es que si algo es pequeño pero crece muy rápido, probablemente con el paso del tiempo se convertirá en enorme. La mayoría de las startups de hoy en día - reconociendo que tienen recursos limitados y que el SEO ha convertido a Google en víctima de su propio éxito, al tener un exceso de resultados de búsqueda - están basando su estrategia de distribución en Facebook y en Twitter, no en Google.

Cuando la gente habla sobre la amenaza que representan las redes sociales a Google, suelen referirse al modo en que las personas están buscando información, preguntando primero a sus amigos antes de ir a Google. Sin embargo, la gente seguirá usando casi siempre los ordenadores para buscar información, puesto que el resultado suele ser eficiente.

Por tanto, la amenaza de las redes sociales a Google no es que lo social pueda reemplazar a la búsqueda como tal, sino que parece inevitable que lo social se convierta en una fuente de tráfico igual o mayor a las búsquedas, y por tanto en mayor poder y dinero que éstas últimas.

Visto así, puede o no suponer una amenaza mortal al core del negocio de las búsquedas de Google. Lo que sí es seguro, es que plantea una amenaza mortal a la forma que tiene Google de verse a si misma, no sólo como la compañía en internet más rentable y poderosa, sino como el centro mismo de internet, alrededor de la cuál giran las demás.

Eso es lo que tiene aterrado a Larry Page. Y tiene razón para estarlo.

(Traducción bastante libre del artículo The Obvious Reason Why Google NEEDS To Win Social That Nobody Talks About)